Volver

Directora de Calidad

Elena, Verescence La Granja (España)

UN LIDERAZGO FEMENINO PARA ASUMIR UN GRAN RETO

« La mayor parte de mis 13 años de carrera profesional en Verescence los he pasado en el departamento de gestión de calidad. La planta de La Granja tiene una sólida reputación y pertenece a un grupo internacional que también goza de gran prestigio. Por eso siempre he considerado que unirme a este grupo es una gran oportunidad para mi carrera profesional.

Después de cinco años en el departamento de calidad, me incorporé al departamento de desarrollos como Jefe de Proyectos, principalmente para los clientes Avon, Loewe y Puig. Cuando la Directora de Desarrollos dejó su puesto por un permiso de maternidad, en agosto de 2014, vislumbré una nueva oportunidad de trabajo para mí en Verescence. Ocupé el puesto durante casi 7 meses, hasta marzo de 2015. Después me trasladé a trabajar a la planta de Mers-les-Bains, hasta finales de ese año.

Trabajar en Verescence, donde el liderazgo femenino es un objetivo y una voluntad estratégica, es particularmente motivador.

En julio de 2016 mi carrera dio un giro muy importante: fui ascendida a Directora de Calidad, un puesto clave en la planta de La Granja. Soy responsable de supervisar y gestionar el cumplimiento de las normas de conformidad para garantizar la satisfacción del cliente. También me ocupo de la correcta gestión de las reclamaciones de los clientes y del control de los costes asociados. 

Trabajar en Verescence, donde el liderazgo femenino es un objetivo y una voluntad estratégica, es particularmente motivador. Ante esta demanda y el deseo real de acompañar a más mujeres hacia puestos de responsabilidad, de reequilibrar los géneros en estos niveles, fuente de calidad para la toma de decisiones y el liderazgo en nuestro grupo, una siente que le «crecen las alas».

Este decisivo puesto es también, en mi opinión, un desafío constante debido a la variedad de clientes, a gran cantidad de referencias existentes y a nuestro afán por mejorar constantemente los procesos para estar siempre a la altura de las peticiones de los clientes. Un reto cada vez más exigente. Esto es lo que me impulsa a diario. »

Volver
Cargando