Volver

Responsable del equipo de marcado en caliente

Nelly, Verescence Somme (Abbeville, Francia)

LA TRAYECTORIA IMPECABLE DE UNA EXPERTA EN DECORACIONES

« Comencé mi carrera profesional en la fábrica a los 16 años con un breve curso de formación sobre gestión de stocks. Fui empaquetadora y operadora antes de convertirme en responsable de equipo en Verescence Somme. Mi nombramiento en este puesto es muy reciente; actualmente dirijo a 19 personas. ¡Es una trayectoria increíble! Una carrera de la que estoy orgullosa, lograda sin haber hecho un largo itinerario académico previo. El éxito escolar es un valor que he inculcado a mis hijos, pero en mi caso, agradezco la profesionalidad de la Dirección y de todos los equipos por haber confiado en mí. Gracias a todos aquellos que, en 28 años «en la casa», se han empeñado en mostrarme que tenía derecho a una «segunda oportunidad»!

Al principio, todo empezó cuando descubrí la serigrafía durante un curso de formación de seis meses en Verescence. Con el diploma en el bolsillo, trabajé durante 17 años como «operadora de máquina de serigrafía automática»; luego fui experta en tampografía durante 7 años. Viví momentos profesionales épicos: por ejemplo, la botella de la manzana con el mordisco de Nina Ricci, que tuvo un comienzo complejo y me retuvo trabajando hasta tarde (me ofrecí para ayudar al equipo del siguiente turno). El resultado fue fabuloso.

Fui empaquetadora y operadora antes de convertirme en responsable de equipo en Verescence Somme. Mi nombramiento en este puesto es muy reciente; actualmente dirijo a 19 personas. ¡Es una trayectoria increíble! Una carrera de la que estoy orgullosa, lograda sin haber hecho un largo itinerario académico previo.

En marcado en caliente también son memorables los sérums One Essentiels de Dior y el recipiente de Advanced Night Repair de Estée Lauder. Creo que he transmitido a mis hijos parte del orgullo que siento por los prestigiosos frascos producidos por nuestra empresa: hoy en día, mis hijos son unos apasionados de los perfumes. Verescence me ha permitido ofrecerles una buena vida, que para mí era un objetivo primordial.

En 2018, el grupo me abrió un nuevo camino: responsable de equipo a jornada completa en esta tecnología con el añadido de una formación para directivos. Con el apoyo de RR.HH., de la dirección y del responsable de la UAP, finalmente superé mis temores ligados a la falta de confianza en mí misma y me lancé. La formación para directivos me enseñó sobre todo cómo comunicarme y hacer mejorar a los miembros de nuestro equipo para que adquieran la máxima autonomía.

Creo que he transmitido a mis hijos parte del orgullo que siento por los prestigiosos frascos producidos por nuestra empresa.

En Verescence Somme hay un responsable y un asistente en cada Unidad Autónoma de Producción. Es un mundo predominantemente masculino; tuve que imponerme como mujer desde el principio. Fue bien, porque aprendimos a confiar mutuamente. Cuando me incorporé a la UAP, antes de hablar de rendimiento, quería conocer el estado de ánimo de los miembros de mi equipo y lo que esperaban de mí y viceversa. En cuanto nos decimos las cosas, siempre tratando de ir al grano, aparecen las soluciones por todas partes. Y al final, mucha complicidad entre nosotros. ¡Funciona muy bien! Tengo un suplente y, por tanto, también desempeño mi función como formadora.

Volver
Cargando