VOLVER

Qualité de service et compétitivitéCALIDAD DE SERVICIO Y COMPETITIVIDAD

En nuestro oficio del lujo, el nivel de calidad esperado, la sofisticación de las creaciones y, por tanto, las múltiples etapas de fabricación pueden generar muchas piezas no válidas, consumir energía y, por tanto, emisiones de CO2 importantes.

La reducción de nuestro impacto ambiental consiste en controlar cada vez más nuestros procesos industriales y simplificar cada vez más nuestros flujos. Como novedad en el universo de los frascos (perfume, cuidado de la piel, maquillaje), las cualidades del vidrio están despertando un interés renovado en el mercado. En 2019, el 25 % de los nuevos proyectos de Verescence proceden del paso del plástico al vidrio.

Quality of service


94%

Tasa de Entregas a tiempo y completas
(OTIF = On Time In Full)


0,79%

Tasa de reclamaciones de clientes


100%

de la separación integrada en nuestras plantas de decoración

Mejorar la calidad de nuestras prestaciones

La tasa de reclamaciones de los clientes, que ha ido disminuyendo constantemente en los últimos nueve años, es del 0,79 % en 2019, en línea con nuestro objetivo para 2022: situarnos por debajo del 0,5 %. En 2019, los resultados han mejorado en todas nuestras plantas. Otro indicador líder en nuestra industria es la OTIF, que mide nuestras entregas «On Time-In Full». Este ha aumentado 8 puntos en 2019 y alcanza el 94 %.

Agilidad y disminución de los flujos

«Agilescence» expresa nuestra ambición de ser ágiles junto con nuestros clientes para hacer frente a las problemáticas de volatilidad de nuestros mercados. Ser más rápidos, con un beneficio ecológico añadido, significa perseverar en la mejora de nuestros flujos reduciendo la complejidad de la cadena de suministro, localizando nuestra producción lo más cerca posible del cliente, comunicándonos mejor con nuestros proveedores, eliminando pasos innecesarios.

De ahí la política de internalización de las actividades de clasificación de frascos en nuestros centros desde hace más de 5 años, lo que contribuye a optimizar nuestros procesos mediante una mayor reactividad, la reducción de los transportes, la disminución de nuestros plazos de entrega y la obtención de una mejor calidad de servicio.

Para seguir avanzando en este ámbito, en 2019 hemos perfeccionado nuestra sincronización con los clientes mejorando la comunicación y analizando con gran precisión ciertos flujos a lo largo de la cadena, definiendo clases de productos para adaptar mejor nuestros volúmenes y frecuencia de producción y controlando la rotación de los stocks. Además, las iniciativas de SMED en nuestras plantas de producción nos permiten reducir los tiempos de cambio de serie en nuestros diversos procesos y así mejorar nuestra agilidad.

Cargando